Llámanos

902 158 652

SOFTWARE GRATUITO

¿Por qué es tan necesaria la instalación de un sistema de pararrayos?

Todo el mundo sabe que la caída de un rayo puede tener consecuencia fatales para una construcción y para las personas que se encuentran en su interior. De la misma manera que es por todos conocido el modo de evitar la caída de un rayo: con la instalación de un sistema de pararrayos. Pero también son muchas las personas que se hacen la siguiente pregunta: ¿es realmente necesario instalar un pararrayos en mi edificio?

Instalación de un sistema de pararrayos por seguridad

Las posibilidades de que caiga un rayo en un edifico varían en dependencia de muchas circunstancias. Pero en cualquier caso, la instalación de un pararrayos es una cuestión de seguridad. De la misma forma que hay que instalar sistemas contra incendios por si hubiera un accidente, un sistema de protección contra el rayo es imprescindible. Porque solo puede parecer prescindible hasta el momento en que es demasiado tarde. Desde PSR Pararrayos, como expertos en la revisión de pararrayos, te contamos cuáles son los riesgos de no realizar la instalación de un sistema de pararrayos.

Los riesgos de no instalar un sistema de pararrayos

Si eres un particular que acabas de mudarte a una edificio sin pararrayos, las razones para su instalación son bien simples. Es cuestión de prevenir los daños que podría ocasionar un rayo en tu residencia, tus instalaciones o incluso en las personas que vivís allí. Ordenadores, electrodomésticos o la caldera son los objetos más susceptibles a terminar totalmente “fritos” en el caso de que impacte un rayo en tu casa. En comparación con los daños que puede llegar a provocar un rayo, un pararrayos es económico y merece la pena su instalación.

Por otro lado si dudas si instalar un pararrayos o no para proteger las instalaciones de tu empresa, la cuestión es más simple todavía. Porque el rayo puede terminar con la maquinaria, stock, materias primas o incluso interrumpir la producción durante un largo tiempo. Por lo tanto las pérdidas que puede causar el impacto de un rayo son mucho mayores a el coste de la instalación del sistema de protección.

Todas estas terribles consecuencias materiales no son nada en comparación a lo que le puede pasar a una persona si se ve alcanzada por un rayo, ya que lo más probable es que esto le cause la muerte. Pero también es cierto que todas ellas son fácilmente evitables con la instalación de medidas contra el rayo, desde las externas, como son los pararrayos, hasta las internas, como son los protectores contra sobretensiones. ¿Está tu edificio debidamente protegido con estos sistemas? Si no es así, no esperes más para proteger tu edificio. Puedes ponerte en contacto con PSR Pararrayos sin compromiso para solicitar más información sobre nuestros servicios.

Deja un comentario