Llámanos

902 158 652

SOFTWARE GRATUITO

¿Es posible fabricar un pararrayos doméstico?

Un pararrayos es una instalación absolutamente necesaria para protegerse de las terribles consecuencias de la caída de un rayo. Y es que el impacto de un rayo no solo puede ocasionar graves daños materiales, una descarga eléctrica de estas características podría causar incluso la muerte si cae directamente sobre una persona. Por ello, no es en absoluto discutible la necesidad de instalar un pararrayos, pero, ¿podría ser un pararrayos hecho en casa? En las siguientes líneas explicamos cómo fabricar un pararrayos doméstico.

Consejos para fabricar un pararrayos doméstico

Hacer un pararrayos doméstico no solo es posible, sino que como resultado podría salir una instalación segura que consiguiera atraer el rayo para proteger el entorno. Este proceso, sin embargo, no es nada fácil, se podría decir que está reservado para virtuosos de la electricidad.

El primer paso para fabricar el pararrayos será hacerse con los materiales, que serán un pasador puntiagudo de metal o una antena, cintas metálicas, cables conductores, un alambre metálico, clavijas metálicas y retenedores de plástico, además de los accesorios habituales de electricista.

Ya con todos los materiales, el proceso empezará al poner la antena en el punto más alto de la superficie a proteger del rayo. Seguidamente, habrá que bordear el punto más alto de la estructura con correas y apretarlas. Para después conectar el pararrayos a las cintas con soporte de metal y atornillar. Luego, hay que coger el destornillador para sostener un extremo del cable de pararrayos con un extremo de la abrazadera para el cable, que tendrá que pasar por la cumbrera del tejado hacia la fachada. ¡Es importante que el cable esté sujeto con retenedores de metal.

Por último, para garantizar el funcionamiento de la instalación, habrá que hacer un agujero en la tierra de unos 3 metros de profundidad, para colocar una varilla un poco más grande en su interior. Y con un destornillador, conectar el cable que quedó suelto con esta varilla.

Parece complejo, ¿verdad? Efectivamente lo es, además la efectividad de estos pararrayos domésticos solo está garantizada si el proceso se realiza de una una manera cuidadosa y evitando cualquier accidente, algo para lo que serán imprescindibles unos conocimientos mínimos en la materia. ¿Te arriesgarías con una instalación así? Lo mejor es que dejes estas instalaciones de seguridad en manos de verdaderos expertos en la instalación de pararrayos, los únicos que ofrecerán la máxima garantía. Desde PSR Pararrayos estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario